No al Protogolpe Policial en Buenos Aires

Durante el día de ayer lunes 7 de septiembre, pudimos ver como policías en actividad, al igual que policías jubilados, junto con exonerados de las fuerzas bonaerense y sus familias, comenzaban con un supuesto reclamo por mejoras salariales y prevenciones sobre la pandemia del covid-19. Estas exigencias se producen incluso luego del anuncio del programa de fortalecimiento de seguridad para el área metropolitana de Buenos Aires.

Sabemos muy bien que detrás de este levantamiento está la oposición macrista y también los dichos de Duhalde que fueron fogoneados por los medios hegemónicos para desestabilizar al gobierno provincial de Kicillof. Operan por una red de páginas y grupos de Facebook y otras redes sociales ligadas a organizaciones de derecha, liberales, fascistas y macristas.

La decisión de Sergio Berni a principio de año de otorgar mayor autonomía a la policía agrava esta situación. Los resultados de su gestión en términos de represión y violencia estatal son conocidos por todo el pueblo y por toda organización que camine los barrios. Son necesarios cambios urgentes en la política que despliega el Ministerio de Seguridad de la Provincia, incluyendo la separación de todos los funcionarios macristas que continúan.

No se puede permitir que las fuerzas policiales realicen ningún tipo de protogolpe ni que un sector de la sociedad civil articule con ellos en esta dirección. Sabemos muy bien cómo termina esto, con las experiencias de golpes contra Rafael Correa en Ecuador (fallido) o el más reciente de Evo Morales en Bolivia, que combinó acciones de las fuerzas policiales con civiles armados.

Repudiamos el levantamiento policial, la complicidad de sectores civiles derechistas en las redes sociales, y todo golpe desestabilizador contra el gobierno provincial de Axel Kicillof.

Exigimos investigación para el esclarecimiento de la situación, y medidas para desarticular la capacidad de presión de la Policía Bonaerense, que debe limitarse a la seguridad de la comunidad.

Estas acciones desestabilizadoras continúan en algunos municipios a estas horas del mediodía del martes 8 de septiembre. Es imperante actuar con firmeza para descabezar estas actitudes de autonomía de las fuerzas policiales, y evitar así su reproducción social que pone en riesgo la gobernabilidad del Frente de Todos y la democracia argentina.

Es necesario señalar que otrxs sectores esenciales vienen reclamando mejoras salariales con responsabilidad desde comienzo de año. Lxs trabajadorxs de la salud están en la primera línea de fuego de combate contra el virus y solo han recibido 20.000 pesos en cuatro cuotas. La sobrecarga de pacientes y la precarización laboral afecta a médicxs, enfermerxs, kinesiologxs y todxs lxs trabajadorxs de salud que cuentan en su haber 75 compañerxs fallecidos por la pandemia. Lxs estatales bonaerenses merecen la atención del gobierno que no puede dejarse llevar por la agenda que imponen los medios y la derecha.