Es URGENTE terminar con los Abusos de Seguridad y el Gatillo Fácil

Desde el Partido Comunista, integrante del Frente de Todxs, vemos con profunda preocupación las continuas situaciones de abuso policial que se han dado a lo largo de los últimos meses.

Coincidimos con el Ministro del Interior en su señalamiento al accionar de la Policía de la Ciudad en la reciente represión a quienes exigían justicia por Santiago Maldonado cuando, al mismo tiempo, a pocas cuadras se desarrollaba una marcha de los grupos llamados anticuarentena.

Sin embargo este tipo de accionar represivo y de abuso por parte de las fuerzas de seguridad no tiene lugar sólo en la Ciudad de Buenos Aires, sino que tiene expresiones en distintas partes del país. Todavía permanece sin resolución la situación de Facundo Astudillo Castro en la provincia de Buenos Aires, lo cual se añaden los casos de gatillo fácil como el de Facundo Scalzo en el bajo Flores, o el de Lucas Verón en La Matanza.

Esto se suma a los ataques a la casa de una familia qom en el Chaco, a la represión a los vecinxs organizadxs del barrio La República en San Luis y la muerte estando en custodia en una comisaría de Florencia Morales, sin olvidar la inefable policía jujeña de Gerardo Morales y sus permanentes amenazas a militantes políticos y sociales.

Esta selección incompleta de ejemplos muestra que la vía libre y la sensación de impunidad perpetua que las fuerzas de seguridad experimentaron -no exclusivamente pero sí en forma particularmente marcada- durante los 4 años de gobierno macrista está lejos de ser superada y permanece como una cuenta pendiente en la agenda de gobierno.

Apostamos por un mayor control y fiscalización popular del accionar de las fuerzas de seguridad para poner freno a esta oleada de abusos y por la construcción de una agenda de las fuerzas populares y democráticas en relación a este aspecto.

Partido Comunista – Secretariado Nacional

6 de Agosto de 2020