Los comunistas exigimos que se investigue el carácter fraudulento de la Deuda externa contraída por Macri con sus socios del FMI

Ante las negociaciones que está llevando adelante el gobierno por la deuda externa y la aprobación parlamentaria del Proyecto sobre Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa, el Partido Comunista reafirma lo expresado en sus Propuestas Programáticas sobre el tema del endeudamiento:

Terminar con el proceso de endeudamiento. Impulsar  todas las investigaciones sobre la legalidad de la deuda externa.

Revisión de las relaciones con el FMI, Banco Mundial y demás organismos financieros internacionales.

Por esto entendemos que el gobierno no solo debe “reperfilar” o reprogramar los pagos de la deuda, sino limitar la voluntad de pago de la misma e iniciar una profunda investigación sobre el carácter fraudulento que la toma de deuda adquirió durante la administración de Mauricio Macri, de la cual el ex­-presidente debe rendir cuentas al igual que sus socios del FMI.

Hoy, la deuda de nuestro país supera los 283.000 millones de dólares, tras un aumento del 79% desde inicios del 2016, esto significa que el volumen de la deuda pasó del 48,6 al 90,9% del PBI de 2015 a 2019, representando un verdadero saqueo para nuestro pueblo.

En la campaña presidencial de 2019, Alberto Fernández  manifestó que “más del 80% de los fondos girados por el FMI se utilizaron para permitir la fuga de divisas” y reafirmo en el debate presidencial que: “Los dólares de la deuda se los llevaron sus amigos, presidente”, dirigiéndose a Macri.

Desde el empréstito Baring Brothers impulsado por Bernardino Rivadavia, hasta los compromisos tomados por el gobierno de Cambiemos, la toma de deuda ha sido un mecanismo dirigido a limitar la soberanía y llevar adelante el saqueo de nuestro país.

Para darle un corte definitivo a estos procesos, resulta fundamental, como planteamos en nuestras propuestas programáticas, investigar el origen y los destinos del endeudamiento y encaminarnos a romper los lazos de dependencia con el FMI, el Banco Mundial y demás organismos financieros internacionales.

En este sentido, adherimos y llamamos a participar de la marcha convocada por Movimientos sociales el día 12 de febrero, para rechazar la presencia de la misión del FMI, coincidiendo con lo expresado en la convocatoria sobre que el tema de la deuda “deberá ser investigado en profundidad y con la seriedad que la cuestión amerita, la cantidad de dólares que ingresaron y su destino”.

Solo una política autónoma, soberana y patriótica podrá poner fin a este flagelo y sentar las bases de la segunda y definitiva independencia.

Como sostenía Manuel Belgrano, de quien se cumplen 200 años de su fallecimiento:

“El grueso interés del dinero convida a los extranjeros a hacer pasar el suyo para venir a ser acreedores del Estado. No nos detengamos sobre la preocupación pueril, que mira la arribada de este dinero como una ventaja […] Los rivales de un pueblo no tienen medio más cierto de arruinar su comercio, que el tomar interés en sus deudas públicas”.

3 de febrero de 2020
Secretariado del Comité Central
Partido Comunista de la Argentina.