Sobre Políticas de Seguridad

Declaración del Partido Comunista

Desde el Partido Comunista en calidad de integrantes del frente «Juntos» que gobierna la provincia de Santa Fe, y del frente Todxs a nivel nacional, expresamos nuestro respaldo en general, a la orientación que en materia de políticas de seguridad está siendo desarrollada por el Gobernador Omar Perotti y el Ministro de Seguridad Marcelo Sain.

Entendemos que no puede haber medias tintas en relación a quién comanda las fuerzas de seguridad provinciales, las cuales se ven inmersas estructuralmente en la planificación, administración, ejecución y obtención de los productos del delito complejo, a lo largo y ancho de Santa Fe, con eje en las principales ciudades como Santa Fe (Capital) y Rosario, en complicidad con bandas delincuenciales, sectores empresariales, de la justicia y de la política tradicional, conformando una especie de lumpen burguesía que se beneficia del narcotráfico, la trata de mujeres, y prostíbulos, el juego clandestino y «otros menesteres», consolidando asimismo y desde hace años, la criminalización de la pobreza en las barriadas populares, con la consecuente estigmatización social de los sectores que más sufren las diversas crisis generadas por el capitalismo neoliberal.

El audaz y necesario intento de terminar con la «autonomía de facto» en el comando de las fuerzas de seguridad, en especial de la policía provincial, para ponerlas bajo el estricto mando del Ministerio de Seguridad, en coordinación con Municipios y Comunas, a lo cual agregamos como propuesta del Partido Comunista, el establecimiento de mecanismos para una verdadera participación ciudadana y popular en la definición de dichas políticas, deben ser los caminos a seguir de manera sistemática y perseverante.

A su vez no dejamos de reiterar que no existen medidas de gobierno aisladas, que por sí solas generen una sociedad justa, y es por ello que las políticas de seguridad van de la mano de las más inclusivas políticas en salud y educación públicas, de acceso a la vivienda, de generación de empleo digno, de promoción de las culturas y los deportes, de la economía social, por la igualdad de géneros y todas aquellas medidas que aborden la situaciones de «abandono» del Estado en los territorios, con programas de primer empleo y oficios para nuestra juventud, posibilitando una vida digna para los y las santafecinos/as.

Por último expresamos nuestro absoluto rechazo con la decisión del Jefe de Policía provincial. Víctor Sarnaglia, que habilita a los efectivos a tener una bala en la recámara de sus armas, preparadas para disparar «según la situación en la que se proceda y los criterios de seguridad y de integridad física propia y de terceros», dotando a aquellos de una peligrosa y riesgosa discrecionalidad, que posibilita la reinstalación de la doctrina Chocobar y el «gatillo fácil».

Dicha disposición contradice las definiciones que a nivel nacional han dejado sin efecto las resoluciones cuestionadas. por encontrarlas contrarias a los principios aplicables al uso de la fuerza, por parte de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, por lo que resulta trascendente remarcar que la expresada resolución se encuentra desacoplada tanto de la normativa internacional aplicable –a la que remite la ley de seguridad interior–, como de los lineamientos establecidos por el Estado nacional.

Por último insistimos y reiteramos en que una sociedad más pacífica no se logra a partir de políticas públicas “de mano dura» sino a partir de políticas inspiradas en el acceso de los derechos humanos para todxs,

27 de enero de 2020

Secretariado
Partido Comunista de la Provincia de Santa Fe.