La ley 7722 No Se Toca

Cincuenta mil vecinos y asambleístas de todas partes de Mendoza se movilizaron contra las modificaciones a la Ley 7722. El gobernador Rodolfo Suárez respondió con represión.

“¡El pueblo, unido, jamás será vencido!”, fue el grito de cincuenta mil vecinos y asambleístas de todas partes de Mendoza al gobernador Rodolfo Suárez para exigirle que vete las modificaciones hechas a la ley 7722, que habilitan el uso de sustancias tóxicas para la megaminería. Suárez respondió con represión luego de rechazar un petitorio de la comunidad.

Los mendocinos comenzaron este lunes una marcha que recorre la Ruta Nacional 40 en protesta por las reformas a la Ley 7722 aprobada por legisladores mendocinos el viernes, que habilitó la actividad minera con el uso de sustancias químicas. Cabe recalcar que el cambio en la 7722 permite la utilización de mercurio, ácido sulfúrico, cianuro y otros tóxicos que implican una contaminación del agua de la provincia.

La manifestación comenzó en la localidad de San Carlos y se extendió a localidades como Pareditas, Eugenio Bustos, Jocolí, General Alvear, Uspallata, San Rafael y algunas del Este.

Al respecto, el Partido Comunista de Mendoza señaló que “repudiamos la modificación de la ley 7722 que permite el uso de químicos de alta toxicidad en la industria minera, tales como el cianuro y el ácido sulfúrico. Además abre paso a la instalación en cuencas hídricas y a la vera del río de una quincena de torres de fracking”.

En esa línea, desde el PC remarcaron la difícil situación que vive la provincia: “hay que tener en cuenta que Mendoza atraviesa hace años una fuerte crisis hídrica, la sequía más extendida de los últimos 110 años, y que se espera que se reduzca en más de un 15% el caudal de agua para el próximo año”.

“Es importante tomar conciencia del impacto que esto significa en primera medida en la salud, ya que son sustancias altamente contaminantes y que hay sobradas muestras de que no hay control que valga a las multinacionales mineras ya que el acceso al agua potable y segura es un derecho humano que debemos garantizar. Además condiciona el riego y la principal industria productiva mendocina que es la vitivinicultura y la agricultura en general”, detalla el comunicado.

En esa línea desde el PC expresaron que “es necesario impulsar y fortalecer una matriz productiva diversa. No podemos permitir que la economía provincial dependa de una sola actividad con tanto impacto medioambiental en una provincia donde el agua es escasa.Hacemos un llamado a sostener los niveles de movilización y protesta entendiendo que este daño será integral e irreversible si se hace efectivo”.