Con esta carta queremos hacer un reconocimiento al Sr. Embajador de la República Bolivariana de Venezuela en la República Argentina, el General Carlos Eduardo Martínez Mendoza.
Lo hacemos en tanto fiel representante del pueblo venezolano y como un hombre de la generación del Caracazo y de la juventud militar que se rebeló contra la injusticia, la entrega y la opresión acompañando desde la primera hora al invicto Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías.
Lo vimos trabajando siempre por la unidad latinoamericana y caribeña, promoviendo las mejores tradiciones de nuestros pueblos, enseñándonos la historia liberadora de nuestra Patria Grande, de la que provenimos quienes hoy luchamos por la independencia plena, la democracia participativa, y el Socialismo en el Siglo XXI.
En su tarea como Embajador, respetando siempre las normas a que se debe un diplomático, estuvo consecuentemente al lado de los movimientos populares y las fuerzas políticas de la Argentina que comparten los ideales de la Revolución Bolivariana.
En esas lides se mostró siempre como un compañero, como un amigo, como un consejero, saliendo de la imagen tradicional de un Embajador y colocándose, al modo de Chávez, en la línea del abrazo permanente con el pueblo.
Hoy, Venezuela sufre las consecuencias de atreverse a confrontar el mandato de Washington, a defender su petróleo y sus recursos naturales, a priorizar los beneficios a favor del pueblo trabajador, y recibe la agresión externa del imperialismo y sus socios regionales, e interna de las derechas que quieren volver al pasado entreguista y represor.
Hoy Venezuela es objeto de un plan de guerra híbrida de espectro completo, como el centro de un plan de neocolonización de América Latina, que coloca a su pueblo en la primera línea de fuego ante nuestros comunes enemigos. Y Carlos Eduardo Martínez Mendoza sigue firme en sus convicciones al frente de una Embajada de dignidad.
Nosotros, los comunistas argentinos, nos comprometemos a mantener firmemente la bandera internacionalista de la solidaridad con Venezuela, y más aun cuanto más duras y difíciles puedan llegar a ser las circunstancias.
Repudiamos las declaraciones y acciones del gobierno de Macri, que siguiendo el mandato de Washington, junto a otros gobiernos derechistas de la región, busca dividir a América Latina y aislar a Venezuela del contexto regional, llegando a afectar al Mercosur y a la Unasur.
Hemos comprobado que en la Patria de Bolívar y Chávez funciona una democracia participativa, protagónica y transparente, que es ejemplo mundial. Y donde el reconocimiento que importa es el del propio pueblo venezolano.
Por eso lucharemos para desplegar una amplia solidaridad con las venezolanas y los venezolanos.
Todo por el derecho sagrado del pueblo de Venezuela a decidir su propio destino sin injerencias externas.
Lucharemos siempre por las mejores relaciones entre Venezuela y Argentina.
Mantendremos siempre la confraternidad entre ambos pueblos.
Y ante los dichos y trascendidos sobre una posible intervención militar contra su país, querido Embajador Carlos Eduardo Martínez Mendoza, decimos:
¡No a la una agresión bélica del imperialismo contra Venezuela!
¡Ni un soldado argentino a combatir contra la Patria de Bolívar y Chávez!
Reciba un fuerte abrazo revolucionario del Partido Comunista de la Argentina. Buenos Aires, 17 de mayo de 2018