Repudio a la sanción del proyecto de reforma, actualización y unificación de los códigos civil y comercial de la nación

Comunicado

El Partido Comunista de la Argentina expresa su enérgico rechazo a la sanción otorgada en la madrugada de hoy por la Cámara de Senadores al proyecto de Reforma, Actualización y Unificación de los Códigos Civil y Comercial de la Nación.

Sin dudas, la revisión y actualización de ambos códigos es una meta necesaria y legítima. Sin embargo, muchas de las modificaciones contenidas en esta iniciativa constituyen un franco retroceso en la vigencia de derechos democráticos ganados gracias a la lucha popular, en tanto otras incurren en flagrantes contradicciones con derechos largamente esperados y reconocidos en diversas leyes (como la de fertilización asistida) o cierran las puertas a la conquista de nuevos derechos.

Entre estos últimos, uno de los más repudiables es el de la modificación del Artículo 19, donde la redacción aprobada pasa a considerar la existencia de la persona humana desde el momento de la concepción. Así, y entre las múltiples consecuencias que esta decisión acarrea para la sociedad, una de las más nefastas es la obturación de toda posibilidad de discutir y legislar sobre la despenalización y legalización del aborto. No caben dudas de que los lobistas de la jerarquía de la iglesia católica fueron artífices protagónicos de esta imposición y que ello no fue porque sí. Tal como advertimos hace meses, es innegable que su capacidad de presión se vio profundamente fortalecida desde la elección de Bergoglio como papa. Pero lo más lamentable es que la Cámara de Senadores se haya dejado subordinar por la definición filosófica sobre el significado de la vida humana proveniente de una corporación que, como tal, no puede ni debe erigirse en vocero y representante de los intereses de las y los ciudadanos de este país en su conjunto. Con esa subordinación esta Cámara ha violentado por completo el principio constitucional que establece que el Estado argentino es independiente de todo culto, lo cual incluye al católico.

Si este proyecto obtiene una sanción definitiva, el Estado argentino seguirá siendo el responsable directo de la muerte de miles de mujeres por negarles el derecho a decidir sobre su propio cuerpo.

Modificar y actualizar estos códigos es absolutamente necesario. Pero esta tarea requiere de una discusión profunda, democrática y seria, comprometida con los derechos humanos y no con las corporaciones.

Partido Comunista de la Argentina
28 de noviembre de 2013