Solidaridad con el Presidente Evo Morales y el pueblo y gobierno bolivianos

El Partido Comunista de la Argentina, considera un hecho de profunda gravedad lo ocurrido en Europa con la aeronave presidencial del Estado Plurinacional de Bolivia.

Se trata, además de una provocación, de un nuevo intento de vulnerar las más elementales normas del derecho internacional para colocar al mundo en una especie de “far west” global donde impere la ley del más fuerte.

Estos hechos se concatenan con el intento de violentar la Embajada ecuatoriana en Londres y con la retención de la fragata argentina en Ghana y se dan en el contexto en que salen a la luz los nuevos sistemas de espionaje internacional de los EEUU, el Reino Unido y Francia.

En el caso más reciente, el cierre del espacio aéreo de varios países al avión en que viajaba el Presidente Evo Morales estuvo al borde del magnicidio ya que puso en peligro su vida dada la escasa autonomía de vuelo del equipo, violentó la soberanía boliviana sobre la aeronave al afectar su plan de vuelo e intentar “revisarla” y mantuvo como rehén al Jefe de Estado de ese país.

En el momento de máxima tensión el Vicepresidente Alvaro García Linera dijo: “El Presidente Evo está secuestrado por el imperialismo”. Coincidimos con esa precisa y sintética definición.

Quienes hoy están señalados como violadores de la privacidad de personas, instituciones y gobiernos de todo el mundo, pretenden volcar la culpabilidad sobre quienes los denuncian, y en esa línea atropellan todo derecho humano y toda soberanía nacional.

Es que en su desesperada búsqueda por recuperar los elementos de hegemonía global que van perdiendo, ya no toleran siquiera las limitadas y muchas veces injustas normativas de los tratados internacionales o las resoluciones de las Naciones Unidas.

Así invaden, bombardean, conspiran, expolian, cometen genocidios, injerencia en los asuntos internos de los estados, espionaje ilegal y un damero de prácticas para las cuales cuentan con un sistema político, económico, financiero, mediático y militar controlado por los EEUU y del que forman parte cada vez más subordinada los estados europeos.

Con los hechos del avión boliviano ha quedado claro que los cielos de Europa están controlados desde Washington y que ese continente se ha transformado en el real “patio trasero” de los EEUU.”

Por tanto, no se ha tratado solo de una agresión contra Bolivia, sino contra todos los pueblos del mundo, especialmente los latinoamericanos, y contra la paz mundial, que debe ser enérgicamente contestada.

El Partido Comunista de la Argentina saluda el rol de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y llama la atención sobre la ausencia en Cochabamba de varios presidentes y presidentas que debieron estar allí y no estuvieron en un momento tan delicado.

Tomamos en cuenta la Declaración de Cochabamba suscripta por un grupo de jefas y jefes de Estado y otros representantes de países de nuestra región, en el sentido de reclamar las necesarias disculpas a Francia, España, Portugal e Italia, que debieron ser extendidas a los EEUU y, en el caso de que ellas no llegaran a la brevedad, consideramos necesario adoptar nuevas acciones de diverso tenor para que este hecho deleznable tenga su justo castigo.

Buenos Aires, 4 de julio de 2013