Binner y su apoyo a Capriles

(Declaración del Partido Comunista Regional Santa Fé)
Las expresiones de Hermes Binner respecto a quien fuera presidente electo varias veces por cantidades muy importantes de votos Hugo Chávez no nos deberían sorprender. Su apoyo y adhesión a quien fuera y será candidato presidencial de la derecha venezolana Henrique Capriles lo único que hizo fue transparentar una ubicación política que no es nueva ni sorprendente.

La Internacional Socialista, a la cual pertenece el Partido Socialista del que Binner es su presidente, siempre miró con desconfianza y recelo a Chávez y al proceso revolucionario –el bolivarianismo y el socialismo del siglo XXI- que se desarrolla en Venezuela (ver en http://www.lainternacionalsocialista.org /Informe del Secretario General.pdf “Por un nuevo internacionalismo y una nueva cultura de la solidaridad”, Informe del Secretario General, XXIV Congreso de la Internacional Socialista, Ciudad de El Cabo, 30 de agosto al 1 de setiembre de 2012 y el Informe de Reunión del Consejo de la IS en Portugal del 04 al 05 de febrero de 2013); incluso 3 partidos de la Mesa de Unidad Democrática (propiciadora de Capriles) son integrantes de la IS (Acción Democrática -gobierno de Venezuela en diversas ocasiones- , Un Nuevo Tiempo y Movimiento al Socialismo)

Por otra parte, es bueno recordar que junto con su ideario neoliberal y conservador, Capriles tomó parte activamente del intento de golpe de estado de 2002 que pretendió derrocar al presidente constitucional Hugo Chávez; además fue uno de los principales partícipes del intento de asalto a la Embajada de la República de Cuba el 12 de abril de 2002, cuando opositores al gobierno de Chávez sitiaron la misma, cortaron los servicios de agua, luz y gas, atacaron vehículos y personal cubano y trataron de ingresar a ella por la fuerza.

Respecto a Binner, cabe tener presente su colaboración con la tristemente célebre Mesa de Enlace –coordinadora de la patronal ruralista- en el conflicto del 2008 por la resolución 125, la que apenas si rozaba los bolsillos de quienes venían y vienen amasando grandes fortunas desde el complejo agro-exportador, y que rápidamente la derecha vernácula lo transformó en una alternativa destituyente a la presidente electa.

Por eso decimos que no nos llaman la atención esas declaraciones. Están a tono con sus concepciones ideológicas y la de sus mentores. Son los que exigen “prolijidad” a un proceso de transformaciones de fondo, cuando ellos mismos no solo que son incapaces de hacerlas, sino que rechazan toda posibilidad de cambio social genuino, perpetuando las desigualdades, la exclusión y el desamparo de millones de personas. Para ello solo basta ver el presente de la Europa capitalista, con sus secuelas de desocupados, extranjeros expulsados, marginados de los servicios sociales, jóvenes sin perspectiva, desalojados de sus viviendas y otras bellezas sociales por el estilo.

Nadie puede desconocer que los cambios operados en Venezuela desde la llegada de Chávez al poder han significado una extraordinaria redistribución de la riqueza a favor de los sectores sociales más postergados y humillados por las anteriores gestiones; al ninguneo a que habían sido sometidos durante décadas por las administraciones tanto de AD como COPEI –opositores encarnizados a la revolución bolivariana- le sucedieron acciones de parte del gobierno revolucionario que dignificaron al pueblo, a los humildes, a los trabajadores, dándole voz, pan y protagonismo.

El Comité Provincial Santa Fe del Partido Comunista expresa de manera contundente su repudio y su rechazo a estas declaraciones, reafirmando su solidaridad con la lucha del pueblo venezolano por construir una sociedad justa y libre, una sociedad equitativa, con la confianza en que lo alcanzado hasta hoy y el rumbo señalado progresarán a partir de las próximas elecciones, ampliando y profundizando las conquistas políticas, económicas, sociales y culturales logradas.