Ante el apriete de Clarin

El Partido Comunista rechaza los intentos del Grupo Clarín de amedrentar a periodistas críticos al mismo, a través de la denuncia presentada ante la justicia por una supuesta “incitación a la violencia colectiva” y se solidariza con los trabajadores de prensa denunciados. Esta denuncia debe ser vista en el marco de la campaña llevada adelante por Clarín para intentar desconocer los alcances de la Ley de Medios Audiovisuales que entrará en plena vigencia el próximo 7 de diciembre.

Sabemos que en pos de retener su posición dominante, el oligopolio mediático no escatimara recursos y echara mano a toda jugada judicial que le permita continuar con su repudiable actitud de trabar la aplicación de una Ley aprobada por el Congreso Nacional hace ya tres años y destinada a democratizar la información, el uso de la palabra y ampliar los espacios de ciudadanía efectiva en nuestra sociedad.

Ante esto, el Partido Comunista se compromete a continuar en su lucha por garantizar la aplicación de la Ley de Medios y convoca a todos los sectores de la sociedad a reforzar la lucha para obtener el 7D una victoria concluyente contra este grupo mediático.