Inicio

Repudio ante los hechos del 23 de marzo en La Plata

Ante los sucesos conocidos ocurridos hacia el final de la movilización en repudio al Golpe de Estado que realizo en nuestra ciudad la Multisectorial, queremos dejar en claro algunas posiciones.Por un lado no ahorrar en repudio de la quema de un muñeco que representa a Hebe de Bonafini, creemos que no merece ningún tipo de justificativo y que no es admisible.

 

El debate político de las diferencias que se pueda tener con la compañera se lleva a cabo en otros ámbitos y por otros medios, construir al adversario en enemigo, solo evidencia las limitaciones ideológicas y la incapacidad de debatir sin simplificar las posiciones a antagonismos forzados. Creemos firmemente que se puede cuestionar la designación y mantenimiento en el cargo del General Cesar Milani sin por eso caer en actos irresponsables o posturas infantiles. Estos hechos no nos sorprenden, dado que desde hace unos años el espacio de la multisectorial se encuentra hegemonizado por posturas sectarias, que llegan al punto de igualar al Gobierno Nacional con los genocidas responsables de la última dictadura militar que sufrió nuestro país. Y en pos de “no dejarse correr por izquierda”, otras organizaciones políticas van siendo arrastrados hacia posiciones marginales que solo sirven de caldo de cultivo para que se produzcan hechos como este. Es hora que el movimiento popular platense se dé un debate serio acerca de las formas que se van a utilizar para intervenir en política, y sobre quiénes son los verdaderos enemigos de los intereses del pueblo, cuando la derecha está organizada y dispuesta a revertir muchos de los avances que logramos en estos 12 años, no es serio que fuerzas compañeras esgriman el argumento que “no supieron que hacer” ante un hecho de corte netamente fascista sin recapacitar sobre su rol para que hechos de esta magnitud ocurran ante sus narices . Denunciar las continuidades que persisten en la actualidad como legado del golpe y la responsabilidad del Estado Nacional en las mismas, no puede bajo ningún aspecto tapar las claras rupturas que se dieron en estos años en cuanto a los avances en memoria, verdad y justicia. Si no valoramos los avances fruto de nuestra propia lucha como pueblo, es difícil que podamos defenderlos.